jueves, 25 de noviembre de 2010

enseñame

enséñame a aprender  la dulzura de tu acidez


lo ilógico de tu olvido y ese paradójico recordar


el sentir que me extrañas cuando comienzas a olvidarme


que  me amas cuando por fin comienzas  a odiarme


y ahora que estoy lejos no dejas de desearme


 


enséñame a aprender esa historia partida


ese cuento de hadas sin dragones ni mermelada


enséñame a construir un castillo con tus besos


a diseñar en tu cuerpo el camino perfecto a  lujuria


y seguir el ritmo de tu sexo y el mio aun perdidos


amados y escondidos por ello incomprendidos

1 Comentarios:

adrisol dijo...

me encantó...seguir el ritmo de tu sexo y el mío!!
guauuuuuuu,afortunada mujer

besos