jueves, 14 de octubre de 2010

Ella

 


A ella  le gano el invierno, por estar absorta en el ayer que jamas debió existir. Y esta como siempre perdida e ilusionada, enamorada y traicionada,  infiel y fiel, miá y ajena, ella como solo ella aprendió a ser y sin que nadie mas pudiera entender.




Nos gano la primavera, en un besos que jamas nos dimos caricias que juramos dar y te amos que se quedaron esperando,  y si ella hubiera existido quizás me hubiera amado. Y ella tan solo ella, esperándome cada día, vigilandome y entregando fielmente cada suspiro; ella  que secuestro mi alma, esclavizo mis letras, solo ella, y eso que me cuesta decirlo en voz alta, solo ella esta ahí aunque no quiera , que se pierde y me pierde , y se aleja y me destruye, que vuelve y me salva solo para volver destruirme.




Ella ausente e incógnita , ajena y nunca miá, amante pero jamas la miá, tierna y dulce, paradójica y tierna, ladrona de versos y poseedora de mis rimas, que no supo sentir compasión  por el amor ajeno y créanme que pensé que jamas pudo sentir, por mi amor. Ella mi salvación y mi condena, mi cielo y mi infierno, mi tonta, mi ilógica, miá y ajena, de todos pero de nadie, ella quien me salvo tantas veces y tantas me destruyo, ella quien volvió y sin  volver, quien esta, era  y es y nadie sabe cuando ni donde solo ella.




Llego la primavera nuevamente ajeno a lo de hoy, en ese esperar en la que siempre estoy, y ella esta ahí en su ventana mirando el cielo sonriendo a la vida, aunque en su pena solo sabe danzar en la agonía, y sin versos, sin respuestas  ni preguntas, sin ayeres ni mañanas, ella solo danza en pena esperando lo que nunca llegara mientras yo la espero a ella y  jamas llega, mientras ella me ama sin que yo la ame.




Me quemas sin quemarme me amas sin hacerlo, me perdonas sin saberlo, y en silencio aun a lo lejos aun en lo inexistente me dices "te amo"... Y ella ajena como ella, de ojos verdes y claros de mirada tierna y batalladora, de piel tersa y blanca de amor frágil y corazón tierno, fue de nadie como también de el, fue de todos pero jamas miá, ella a la que amo y ame, a la que espere como esperando que llegara pero jamas llego, como queriendo rezar sin hacerlo, como queriendo escribirle sin poder permitírmelo.




Ella, a quien tuve sin tener, a quien perdí sin haber tenido, a quien me amo sin ser merecido, quien me espero sin que yo la espere, ella tierna y perdida, ajena y nunca miá, perdida en el ayer que jamas tubo mañana, ella quien jamas me mintió y yo jamas mentí , ella que me ama sin saberlo y que me espera , tan solo me espera por aquel loco e paradójico amor.




Ella, tan dulce y bella , miá solo miá, amante, mi amante tierna, ella mis ojos verdes, mi tonta, mi ajena, mi perdida, ella caminando sola viviendo en su cielo, mientras mi averno la espera, ella solo ella, que camina con sonrisas que ama sin premura, que se entrega aun ajena, que ama aun sin hacerlo, ella solo ella tenia que ser, mi incógnita mi perdida, mi inocente, mi culpable que espera ser salvada, ella a quien ame y tanto ame, a quien en junio conocí y un diciembre la perdí; ella...




Mi pecado fue ignorarte, mi error fue amarte, mi delito intentar olvidarte y mi gran error esperarte... y aun así el cree que jamas dejo de amarte.

0 Comentarios: