lunes, 31 de mayo de 2010

Memorias de un Timido I


Memorias de un Tímido
Y la chica me miro pero...

Mayo, 1998

La clase de historia una de mis preferidas, siempre concentrado en aquella clase, nunca tomaba notas, eso distraía mi atención, nunca observaba a los costados, no me gustaba perderme de cada palabra que decía el.

Bajo la carpeta, siento una mano buscando la mía, distrae mi atención, es ella, la chica silenciosa del costado, siempre sentándose al lado mio, aun algo incomprensible, la sociabilidad no es una de mis virtudes el mantener una charla de mas de dos palabras tampoco. Me recorre el brazo, la muñeca y las manos, abro estas por instinto, suspiro, ella también, dejo de mirar al profesor y la miro, ella me mira, suspira, vuelvo  a suspirar, sonríe... "no me había percatado lo linda que es... que hermosos ojos..." pienso tragando saliva, vuelvo la mirada al profesor... aunque mi mente se queda en esa sonrisa...

Sus dedos se entrelazan a los míos, le permito y le ayudo... esas manos escondidas en la oscuridad que la carpeta pudo ofrecernos, no contentos, acerque mi asiento un poco mas a ella, ella también lo hace, quedamos prensados uno del otro, durante cuatro horas de clases, jamas salieron nuestra manos de aquel escondite, yo escribiendo con la derecha y ella con la izquierda, mirándola de rato en rato, sonriente en cada tanto, mis manos sudaban como nunca antes lo hicieron, el corazón me latía, traicionero como solo el, el profesor hablaba de la invasión incaica mientras yo pensaba en poemas de Becker...

Las mujeres no eran mi especialidad, el contacto mucho menos, se iba terminando la clase y con ello quizás la oportunidad de que aquel encuentro llegue a algo mas, acaba la clase, veo como todos se levantan, yo quedo con la mirada atrapada en la pizarra, no escribo nada, no cierro mi cuaderno, ni libros y por supuesto no saco la mano de aquel escondite... 

Ella me sonríe, me mira y rápidamente vuelve a mirar la pizarra, no toca su cuaderno ni libros, poco a poco se van los otros alumnos, no me atrevo a hablarle, me tiemblan las piernas, mis manos sudan mucho mas de lo que deberían, "que le digo, que hago?" pienso varias veces pero mi cerebro capaz de resolver complicados problemas algebraicos es incapaz de resolver aquel dilema. 

Por fin me atrevo, volteo con la intención de al menos decir "hola"...
-Su!, Susy que haces ahí ya vayámonos...- La llama otra chica desde la ventana,
-Ya-ya voy, estaba guardando mis cosas- Separa su mano de las mías, recoge sus cosas, me mira nuevamente, su mirada cambio, noto tristeza en ella, la mía imagino que también...
-De nuevo ese chico?- Escucho susurrar una de ellas - siempre se sienta junto a ti?, Como se llama?
-No lo se- Responde ella, mirándome aun con pena y curiosidad, camina con la cabeza volteada para dedicarme unos segundos mas su hermoso mirar...- No lo se... pero es lindo no lo creen?- Puedo leer sus labios mientras desaparece entre la gente...

"Que fue todo eso, que tonto soy para las chicas", pienso, mientras dejo caer mi cabeza sobre la carpeta... "esperare la siguiente clase..."

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

Memorias de un tímido?
Por fin te animaste a escribir lo que antes se debía llamar "diario de un tonto"?
=D yeehhh
¬¬ como nuevamente lo dejes botado en el capitulo 4 viajo a Peru y te mato.

Besos
Madine