lunes, 5 de octubre de 2009

una minina



Erase una minina tan pequenina y graciosina
en su sueño guardaba el cielo y aquel dulce sabor a miel
que solo en chocolates de algodón se encuentra aquel

Erase una minina tan pequenina y graciosina
que en juegos de aventuras y muñecas de curiosos vestidos
te mostraba un mundos en el que vives pero
pero jamas se supieron conocidos

Era una minina tan linda y graciosita
con sonrrisa de angel y mirada de infinita alegria
con juegos alegres y dulces como la miel
y sientes su alegría cuando la vez sonreír durante el día

Un angelito jugando con sus muñecas
corriendo y adornando la casa con su brillo
atrapando y alegrando a todo ser a quien con ella sueñan
jugando y brincando con los angeles que en sus sueños danzan

una minina



Erase una minina tan pequenina y graciosina
en su sueño guardaba el cielo y aquel dulce sabor a miel
que solo en chocolates de algodón se encuentra aquel

Erase una minina tan pequenina y graciosina
que en juegos de aventuras y muñecas de curiosos vestidos
te mostraba un mundos en el que vives pero
pero jamas se supieron conocidos

Era una minina tan linda y graciosita
con sonrrisa de angel y mirada de infinita alegria
con juegos alegres y dulces como la miel
y sientes su alegría cuando la vez sonreír durante el día

Un angelito jugando con sus muñecas
corriendo y adornando la casa con su brillo
atrapando y alegrando a todo ser a quien con ella sueñan
jugando y brincando con los angeles que en sus sueños danzan

viernes, 2 de octubre de 2009

versos...



Pensando en la luna, en su misterio y su belleza, me hizo rememorar aquellos ligeros versos, aunque algunos atrevidos y otros no tanto.
Lindos versos de letra amarga y dolida, con ritmo ligeros con sabor a una balada triste, aunque en ciertas ocasiones narraban historias de amor y otras no tanto.
Versos simples y claros, tan transparentes como la luna que hoy esta, vigilándome y siendo fiel lectora de mis rimas.
Extraño esos versos aun lejanos, los mismo, que atrapados  en aquel cuaderno. Amarrados con un hilo rosa para asegurarme  que no se liberen.
Esos versos quizás lindos, quizás triste pero siempre en rima, siempre tiernos  siempre con amor,  esos mismos que son guardianes de  aquellas cartas secretas ocultas entre mi letra y mi tinta, esas ligeras cartas escritas y llenas de estos versos complicados y ajenos pero siempre tuyos...

versos...



Pensando en la luna, en su misterio y su belleza, me hizo rememorar aquellos ligeros versos, aunque algunos atrevidos y otros no tanto.
Lindos versos de letra amarga y dolida, con ritmo ligeros con sabor a una balada triste, aunque en ciertas ocasiones narraban historias de amor y otras no tanto.
Versos simples y claros, tan transparentes como la luna que hoy esta, vigilándome y siendo fiel lectora de mis rimas.
Extraño esos versos aun lejanos, los mismo, que atrapados  en aquel cuaderno. Amarrados con un hilo rosa para asegurarme  que no se liberen.
Esos versos quizás lindos, quizás triste pero siempre en rima, siempre tiernos  siempre con amor,  esos mismos que son guardianes de  aquellas cartas secretas ocultas entre mi letra y mi tinta, esas ligeras cartas escritas y llenas de estos versos complicados y ajenos pero siempre tuyos...