sábado, 14 de febrero de 2009

Carta...



Ya casi son las doce, la luna no está para ayudarme pues teme traicionar un antiguo verso. La noche está calmada y yo aquí, pensándote. El día transcurrió simple y casi sin ritmo por que en él ya casi no estás presente, la noche entra distante y con miedo porque no sé si en ésta podré encontrarte, te escribo porque te extraño, te escribo porque bien sabes que no puedo dejar de pensar en ti, porque bien sabes que ya sin ti no sé vivir.

Ya te esperé algunos días, por mí diría semanas, pero aún no de ti he tenido respuesta, si tú lo quisieras yo ya estaría ahí a tu lado con más versos, rosas y todas las estrellas que me pidieras, si tú tan solo quisieras ya tendrías a este poeta a tu lado amándote y luchando día a día por hacerte, quizás, un poco más feliz.

Ya pasan los días, las noches, los atardeceres, sí, esos atardeceres… acaso no te das cuenta de cuántos atardeceres dejamos de ver juntos? Acaso no te percatas de cuántos amaneceres hemos perdido que podríamos ver al despertar uno al lado del otro? En qué forma te diré que quisiera descubrir una nueva forma de vivir y esa forma es la de vivir contigo, esa forma de vivir es teniéndote aquí, a mi lado, en mi corazón, en mi pecho, en mi alma, por siempre.

Tú me enseñarías a disfrutar mi vida un poco más y yo cada día te pediría que por favor me ames más, porque yo no dudaría en entregarme más y más. Y tan solo tomarme el tiempo de ver llegar el crepúsculo y decirte "te amo", sin olvidarme el dar gracias a la vida de, por fin, tenerte a mi lado.

Dime con quién tengo que hacer un pacto, para que mis versos, mi sentir, mi alma, mi amor, mi ser, mi tan sola existencia dedicada a ti, puedan llegarte directo al corazón, dime qué ser, ángel o demonio. Tengo que pactar para que tú sepas lo mucho que hoy, ayer y quizás mañana, me haces falta.

Porque tú me haces falta, tu cariño, tu existencia es la luz que he buscado, es el final del oscuro túnel que en mi vida recorrí, dime si tan solo yo puedo ser tu luz, aunque sea un pequeño segundo me bastaría si para ello puedo estar a tu lado, dime si tan solo en mí ves la luz que yo veo en ti.

Quise escribirte una carta larga, llena de bellos poemas y alguna que otra canción; quise plasmar aquí mis sentimientos, mi vida y quizás la espera que pase por ti, pero tan solo mi corazón tomó vida propia y se apoderó de mi escribir y entre pequeños gritos en susurros dejo dicho que éste solo te quiere a ti.

2 Comentarios:

amor y libertad dijo...

hallrik, me encanta porque veo un tono muy similar a las cartas de amor que yo he escrito, me gusta encontrar personas con las que me identifico en esto

Sensaciones dijo...

Qué bonita carta... esos sentimientos los hago mios... y es perfecto, con quien se hace el pacto??Un beso. Me gustó muchisimo.