martes, 10 de febrero de 2009

Carmesi : Origenes Capitulo 4



CARMESI : ORIGENES


CAPITULO 4: EL FLORECER DE UNA ROSA



La marcha entre lamentos, ira, impotencia y algunos pocos júbilos. La pelea había terminado con tres bajas, y algunos heridos, se podía escuchar el cuchicheo de algunos sobre lo ocurrido, quizás haya sido la primera vez que vieron un licántropo tan cerca o quizás tan solo verlo, puesto que para muchos son solo cuentos para asustar a los niños, hoy se dieron el baldazo de agua fria de sus vidas, conocieron que no todas las leyendas son meros cuentos, y el precio yace en esos cadáveres tanto como en heridas físicas y mentales.


Presea estaba callada, mirando fijamente al frente, todo el tiempo en guardia, de momento podía ver que observaba a Atreyu, mientras yo estaba aun afectada por la adrenalina del momento, pero creo q uederrochaba un poco (quizás algo mas que un poco) de arrogancia, quizás era mi premio personal por enfrentarme y derrotar a aquella bestia. Cruzábamos el umbral de la Orden de los Paladines, al mismo tiempo que entrábamos un equipo de limpiadores y cazadores salían en busca de algún otro licántropo por la zona para ademas recoger los restos y rastros del combate. A penas se escucho el cerrar de las puertas, este fue acompañado de otro sonido extraño, agudo; todos giraron por simple instinto a ver que era.


-MALDITO BASTARDO! Como pudiste ser tan arrogante!- Era Presea totalmente furiosa había clavado sus Katar en los hombros y pierna de Atreyu contra la pared, lo tenia a unos centímetros del suelo sostenido solo des filosas armas incrustadas en su cuerpo y el muro- Maldito estúpido, mira lo que tu ineptitud nos ha costado, MIRALOS! – reprochaba bastante molesta, creo que mas de uno ya daba por muerto al Caballero.


-Paladín de Primer Clase Presea, si planea hacer justicia al menos hágalo con su uniforme…- Se escucho una voz saliendo de una de las puerta q lanzaba un saco en dirección a furiosa peliroja , el mismo que ella capturo con una mano y se la puso.


-Uno, dos, tres, cuatro, cinco, insignias, eso significa que ella es…- siempre lo sospeche, pero jamás pensé que tuviera un rango tan alto…- Es una paladín de primer clase, fui entrenada por un paladín primer clase.- no pude evitar pensarlo en voz alta.


-Listo ya me lo he puesto puedo proseguir? Menfis?- Respondió con ponzoñosa voz, hacia el otro paladín, que solo mostró una sarcástica sonrisa. Ella se volteo y volvió a su tarea de torturar e intentar ajusticiar al negligente Caballero.


-Detente ahí mismo Presea!, la justicia para este hombre será dada por un tribunal y no en tus manos.- Esa voz, diablos no puede ser que haya llegado, se va a molestar, solo podía ser Wing, mi novio y uno de los paladines mas fuerte, supongo también de primer clase, pero este jamás me lo ha dicho en estos 2 años que estamos juntos.


-Necesito ver al consejo inmediatamente Wing- soltó a su victima y camino por la puerta principal con prisa, jalándome del brazo – Sígueme, pase lo que pase no te detengas y no digas una sola palabra.


-A donde crees que vas Presea- Dijo directamente Wing –Detente ahí mismo – Pero esta no le hizo caso, siguió su marcha y yo tras ella sin mirar a otro lado que sea su espalda. Wing estaba notablemente molesto, paso mucho tiempo sobre protegiéndome, creo que si no fuera por ella en estos momentos aun tendría mas que teoría sobre los combates, sin contar que estoy bastante segura que el saboteo todos mis exámenes para ascender, se que me ama como yo lo amo y lo hace según su perspectiva para protegerme pero, yo quiero esto mas que nada en el mundo tengo cosas pendientes en esta vida, ser paladín y buscar a cierto personaje en Sudamérica era una de ellas. –Te amo Wing- sabiendo que no necesitaba vocalizar palabras para que este me escuche, moría por decir su real nombre, pero se que no podía, ni siquiera me tenia permitido en pensar en su nombre real, mientras este en la Orden, tenia que pensar en el como Wing y nada mas que Wing El paladín, el ángel de la muerte y el hombre que amo con todo mi ser; todos los paladines y caballeros jamás utilizaban su real nombre, siempre sus alias o nombres clave.


Caminabamos sin voltear, la podía ver cerrar la puerta con fuerza como queriendo hacer que se estrellen en nuestro acosador silencioso, que no dejaba de seguirnos en silencio.


-No te atrevas Presea!- Dijo el con una voz fría y afilada. Poniéndose delante de la puerta a nuestro destino, conocía el lugar era la entrada al consejo, por que me abra traído aquí.


-No me obligues Wing, hoy no ando precisamente de humor para tus achaques de novio sobre protector.


-De aquí no pasas –Bramo mirándola fijamente, ella puso su mano sobre su pecho, y de pronto salieron cientos de hilos de su mano , era increíblemente veloz, el quedo atado de manos y pies clavado al piso. Ella puso su dedo índice sobre sus labios.


-Se que esto no detendrá ni un minuto pero si el suficiente tiempo para lo que haré.- Atravesamos la entrada sin siquiera mirar si había herido a Wing en el proceso. Ahí estaba el consejo de paladines de máximo rango, los mas viejos, misteriosos y según rumores los mas poderosos.


-Señores! Disculpen la interrupción, pero necesito su atención un minuto.


-Presea, que ha sucedido, ya nos hemos enterado de la negligencia de Atreyu y estamos tomando cartas en el asunto; lamento informarte que prescindiremos de los servicios de ambos caballeros indefinidamente..., por lo visto traes contigo a la heroína de la noche.- Dijo el moreno alto , de ojos negros azabache y cabeza totalmente rapada.


-Mm… Ya veo, estas segura de la propuesta que vienes a presentarnos hoy? Paladín Presea?.- Dijo una mujer rubia, bastante mayor, ojos azules, vistiendo el uniforme tradicional. Creo que algunos la llamaban Crystal.


Se escucho un sonido vacío, ambas sabíamos lo que significaba, el tiempo se nos había acabado, el estaba entrando por la puerta, notablemente molesto por la situación, lo mas seguro es que Presea este solicitando mi ascenso a Caballero, obviamente esto disgustaba a Wing, no lo sabré yo!.


-Por favor Paladín Wing Siéntese –Dijo Crystal antes de que este soltara palabra alguna.- Creo que hoy tenemos que deliberar algo bastante interesante. Señores La paladín Presea ha venido a pedir el ascenso de Rosario Vanholf a Paladín.-


-Que? –No podía creer, eso no me lo esperaba, podría aceptar que solicite mi ascenso a caballero pero a paladín?, ella tenia fe en mi y yo misma me lo demostré esta noche. Pero Wing estaría de acuerdo? El consejo lo estaría?. Podía oír muchos susurros entre los presentes, consejeros y paladines de altos rangos. Muchos sorprendidos por el pedido, aunque según tenia entendido en ciertos casos con personas de talentos especiales se les brindaba esta oportunidad luego de demostrar sus habilidades. Presea aprovecho la circunstancia de la noche para pedir mi ascenso.


-Ella no esta lista, como pueden observarlo físicamente no soportaría un combate cuerpo a cuerpo contra un No-Humano, ya todos sabemos que la mayoría de las veces una cacería termina en eso, sin contar que ella se ha negado en varias ocasiones a usar armas de fuego.- Dijo con total tranquilidad Wing.


-Esta noche ha demostrado que estas equivocado…- Respondió Presea


- Simple cuestión de suerte-


- Señores yo puedo atestiguar su fiabilidad, fuerza y habilidades que la precede de su familia… Secretamente la he entrenado, capacitado, mejorado física y mentalmente, con arduo entrenamiento. Esta lista. –Era cierto lo que decía, jamás tubo piedad de mi durante el entrenamiento ni las lecciones, día y noche algunas veces pensé que moriría durante el entrenamiento físico o desmayaría de agotamiento durante las incansables lecciones de historia y teóricas. No pude evitar reír al recordar y verme ahora en este presente. – Paladín Crystal, con todo respeto pido a usted sea testigo de mi palabra.


-Un consejero no puede ponerse de tu lado, en tu loco objetivo Presea…- Wing estaba helado frente a la situación que se había presentado.


-Ella no pide que me ponga de su lado, según tengo entendido solo quiere que sea su testigo y es lo que haré, Paladín Wing…- Respondió Crystal mirándome de arriba abajo; para luego proceder a acercarse lentamente tocando primero a Presea en los hombros, tenia los ojos cerrados – Ya veo Mm... interesante -


-No estas siendo objetiva Crystal!- Siguió Wing molesto hacia la consejera.


-Agradecería no me faltes el respeto Paladín Wing, diría que el que no es objetivo aquí es usted, según acabo de ver, algún elemento extraño ha venido entorpeciendo el ascenso de esta señorita; creo que luego tendremos una charla los dos – Crystal se acercaba poco a poco a mi –no temas niña esto será rápido – puso sus manos sobre mis hombros luego las paso sobre mis cabeza. – Vaya definitivamente es hija de el, una clara descendiente de esta familia tan curiosa.


Me sonrío, para luego dirigirse nuevamente a los otros consejeros, entregándole la mano, para transmitir lo que había visto, las habilidades de cristal eran un misterio, pero Presea siempre daba comentarios sueltos sobre ella, no estaba en el consejo solo por ser buena diplomática, sus habilidades defensivas y ofensivas estaban un nivel súper avanzado.


-Interesante lo que nos muestras Crystal, sin lugar a dudas aquí hemos cometido un error, al descuidar este elemento.- Respondió otro de ellos uno bastante mayor, con el cabello largo color plateado, ojos azules, y una extraña cicatriz en la mano. Todos asintieron en su decisión- Soldado Rosario, Ha pensado en un nombre clave?-


-Paladín Rosse – Respondió Presea orgullosa del nombre con el que me bautizo esta noche.


-Ese mismo señor.-


-Que así sea, al amanecer Se dará la ceremonia para tu ascenso a Paladín de tercer clase, He visto que seria

inútil, darte el quinto clase, por las habilidades que haz demostrado y las que aun te reservas, deberías estar entre los de segundo clase, pero en este rango sabrán explotar bien tus cualidades. En estos momentos, antes de que nos interrumpieran, tratábamos un asunto importante, ya que Wing y Presea nos hicieron el favor de venir también. Tenemos que informarles que nuestros rastreadores han sentido el nacimiento de un hombre lobo. No sabemos si ha sido mordido o como pudo haber dado su nacimiento, pero la energía que emite es bastante fuerte e inestable. Lo curioso de todo esto es que así como apareció se perdió.


-A que te refieres con que desapareció, le perdieron el rastro? –respondió Wing intrigado.


-No le perdieron el rastro simplemente dejo de estar ahí la energía. Enviaremos a un paladín con capacidad de rastreo, el ultimo punto de efluvio sabemos que es en Perú, Sudamérica.- Al decir Sudamérica, capto mi total atención, no podía tener mas suerte, me ascendían a paladín, y al mismo tiempo se me presentaba la excusa perfecta para viajar a Sudamérica..


-Yo soy una rastreadora, si necesita pruebas las tomare, si me permiten la oportunidad quisiera tomar la misión- Dije lo mas positiva posible.


- Tenemos una paladín bastante proactiva. Esta será una misión de rastreo y de observación, no se te estará permitido combatir, una vez encuentres al licántropo lo informaras, manteniéndote lo mas lejos posible que puedas, no queremos mas bajas.-Respondió Crystal con una humilde sonrisa.


-Antes que nada tenemos que ascenderla a paladín no creen señores? – Siguió Presea…


Que rápido suceden las cosas, un momento estaba aun tratando de subir siquiera al rango de Caballero, y ahora estaba a pocas horas de ser un paladín de tercera clase y pronto estaría camino a Sudamérica, estoy segura que el también esta ahí, con algo de suerte le encontrare ahí y nos veremos la cara, espero Wing me perdone algun dia...

1 Comentarios:

Ro§§e dijo...

WOW, el mejor de los capitulos, toy segurisima q el final sera sumamente impresionante...Sigue kerido mentor, este libro llegara muy lejos... abasoss xD