lunes, 8 de septiembre de 2008

El dia que decidi no pensar en ti...

-No debí quedarme tanto tiempo despierto- busco por inercia el celular para apagar la alarma- ¿Dónde estás maldito celular...? -pienso mientras toco por toda la cama y la mesita de noche, hasta que elevo la mirada y me percato que está tirado en una esquina de mi cuarto - Oh! ahora recuerdo por que te dejé ahí… ¡qué débil soy a veces....!

Es muy seguro que hoy será otro día monótono en el trabajo, esquivando algunos deberes además de tratar de arreglar algunos líos que vengo arrastrando hace mucho, sin contar, claro, con el tratar de no pensar en...

Bueno, bañarme y vestirme no fue nada difícil; al parecer este día se portará bien conmigo. Mientras guardo el ordenador portátil, me miro al espejo y en él veo una cajita al costado de mi cama, es una caja en la cual vino mi celular. Suspiro. Tomo aire fuerte y dejo de mirarla. -Espero algún día tener el valor de enviarla o tirarla.

Que aburrida mi típica caminata al paradero, casi podría hacerla dormido y despertarme en el autobús unas manzanas antes de bajar (Que fácil sería mi vida así )...
- Bien hay asientos desocupados.
- Por fin este día mejora para mi (ojalá fuera así todo el tiempo), un viaje de 45 minutos todos los días es buena excusa para mirar el paisaje (aunque luego de verlo 100 veces es algo repetitivo) y los "arreglos de pistas" siempre son buen motivo para conocer nuevos caminos (sin contar el asqueroso tráfico). Veo un cartel de un ojo que se abre y cierra; que curioso, que lo vea verde cuando juraría que siempre fue gris, esos ojos verdes...

"te hecho de menos,
le digo al aire, te busco, te pienso,
te siento y siento que como
tú no habrá nadie más”....

Escucho una canción de mi compañera de viaje - ¿que demonios hace ella escuchando a Bebe?- .

La dichosa chica la escuchaba, tarareaba y al parecer disfrutaba de su placentero ritmo. ¿Que pensamientos surcarán su cabeza? Si tan sólo los míos fueran así de placenteros cuando escucho esa canción...
"te mando besos de agua de
esos con los que tanto te reías"

- Que masoquista me he vuelto- digo mientras bajo (que por suerte ya estaba llegando a mi destino pero bajarse un par de calles antes nunca es malo).


Por fin la oficina donde seguramente discutir con Mejía me animará el día, sin olvidar maldecir y crucificar en mi linda cabeza a muchos trabajadores y clientes.
Espero el día pase mejor de lo que se inició, pero que bah! aún estoy vivo, estúpido pero vivo, pensar en alguien puede pasar... y casualidades así pasan... Así que simplemente decidiré no pensar en...


"Engáñame, olvídame,
que le importa al corazón,
si mi amor está firmado para ti sin condición"

- De cuando acá dejas la cumbia por Alejandro Fernández!!!- levanto al voz por inercia, pero Carmen sólo me mira y ríe bajándole un poco el volumen a sus parlantes...

- Se ve que aun no la olvidas, ayer dijiste que si.

-Que si lo superé, solo es "abstinencia" ahora trabaja... además ya nos borramos mutuamente.
- Eso me lo has dicho ya siete veces en este MES!- Me la quedo mirando un rato hasta que suena mi celular.

- Apaga eso y trabajemos, que tenemos un largo día por delante...

Salir de la oficina me hará bien. Una buena reunión con un posible cliente, seguro aligerara mi cabeza.

”Ves que me acuerdo de cada detalle de ti
Que es mi único sueño el hacerte feliz
Que no importa lo que haya pasado
No importa el dolor si hoy estas a mi lado”

Tararea con mucho sentimiento la asistente de Maria Teresa, sin bandera tiene esos efectos tan lindos y románticos en las chicas, lastima que en mi, me haga pensar en…
Ya ni me preocupa interrumpirla o no en su romántico deber, pues no quiero llegar con bajos ánimos a mi reunión, y claro mi mejor excusa para huir de “esto”, - Demonios también tu?- Maria teresa me queda mirando bajándole un poco a su equipo que la acompañaba con la misma canción pero al parecer un acústico bastante mas digámoslo profundo pero no menos acogedor para mi.

- Podríamos comenzar la reunión por favor Maria?-
- Claro Richi.- responde pero claro repite la misma canción desde el inicio y la tararea mientras revisa mi propuesta.-
- Es necesario la canción, podríamos trabajar mejor y más rápido sin música.
- No te gusta la canción es hermosa, es tan romántica habla sobre el amor verdadero y lo lindo que es…

Amor verdadero? Mis polainas, di rápido tramite a mi clienta de turno creo que hasta olvide dejarle mi renovada tarjeta, pero bueno que diablos quería salir de ahí , no ayudaba en mucho esa situación ni el disco acústico de sin Bandera para aliviar mi día, prefiero regresar a la cumbia de carmen esperando que con suerte Rimac llame y salga a algún recojo de emergencia.
No me decepciono, pues apenas llegue Carmen y Mejia me esperaba con una sonrisa de cómplice de esas que me pone cada vez que hay trabajo y nos quedamos sin personal que lo haga, yo solo le quite el documento saliendo con un alivio - Por fin me ocupare en algo necesito esto.

“When you love a woman, you tell her that she's really wanted
When you love a woman, you tell her that she's the one
Cuz she needs somebody, to tell her that it's gonna last forever
So tell me have you ever really, really really ever loved a woman?”

- Tu q haces escuchando eso?- reclamo al chofer mientras sintoniza la canción de Brian Adams.
Aunque maldiga al pobre hombre se negó a cambiarlo, sin decir claro que además la puso unas tres veces, sin contar que su disco de segundo rosero y cia. Tampoco fue nada placentero y créanme que de felicidad no tuvo ni el corito.

Luego de un par de horas de tortura melodramática sobre amores posibles, sobre amores eternos, y claro amores imposibles; toda esa cátedra que solo estos músicos de cantina nos saben dar a los hombres justo para afilar el cuchillo, practicar la puntería y mantener firme a la yugular. Pero claro nosotros masoquistas solemos acompañarlos con un poco de licor que acentúa un poco las penas, para mi desgracia o salvación no hubo nada parecido cerca por lo que me contente con una PEPSI bien helada. MI santa solución delicada y con estilo, mandar al diablo al chofer y dejarlo cargando las cajas solo coger un taxi rogando que el desgraciado tenga el equipo malogrado y llegar rápido a la oficina para retirarme a casa esperando que mi cama sea suficientemente acogedora para que me noquee de forma instantánea y no me deje pensar cosas que ruego hacer pero se que no debo...
Salgo airoso de la oficina camino hacia la esquina, espero un taxi para darle prisa a mi llegada…

“All the things you said to me today
Changed my perspective in every way
These things count to mean
so much to me”

- OH vamos no me jodas!- digo por reflejo al escuchar la canción del taxista de turno, este quedándose mirando con cara de idiota, pero claro no se hizo esperar su reacción de mandarme al diablo como solo estos saben hacerlo. Para evitarme mas situaciones así prefiero tomar un bus, después de todo así pongan música con la cantidad de gente dentro muy seguro que no escuche nada.

El bus (Couster) esta lleno pero, oh sorpresa mía, un par de manzanas luego baja un señor que me permite un como asiento, el cual tomo sin dudarlo acomodándome, esperando con suerte caer en Morfeo de camino a casa, (efectivo si quieres hacer el viaje ligero) ya nada me importa ni la música ocasional que pueda poner, o la pareja q se coge de la mano, o los toqueteos de los viajeros de turno que no pierden la oportunidad entre tanto tumulto del bus.
Esta chica, curiosa que es que hermosa mirada, y ni que decir del azul de sus ojos que de rato en rato creo que me miran con efectivo disimulo, ya que no habia nada mas interesante que mirar, además de ser buena excusa de no pensar en lo que no debo, estoy seguro que esa chica me mira de reojo, rayos debe pensar que soy algún tipo de enfermo o sátiro mirándola a cada rato , pero que hermosos ojos que tiene esta chica, llegamos a la parte mas temible del recorrido donde el trafico parece jamás terminar y claro el ruido de los carros se impone a muchas distancias a la redonda. Pero eso por unos momentos deja de importar por que, ella me devolvió la mirada, sonríe picadamente y regresa a voltear mirando hacia el caos del trafico, por mi parte decido solo recostarme regresando a mi intento de tomar sueño y aligerar el viaje, el pasajero de mi costado decide bajar furioso, incomodo por la demora del carro sin contar claro el caos vehicular que la hora amerita, pero mi sorpresa fue cuando la chica de la cual les comentaba se levanta y se acomoda en el asiento que quedo libre, a mi lado, se acomoda , me da una mirada dulce y saca un libro para leer, yo la miro de reojo con temor de q se de cuenta que la miro, pero bueno ella hace lo mismo, el carro da una fuerte frenada que nos lanza hacia atrás a casi todos, la cojo de la mano para que no se caiga, el camino sigue ya casi estoy a unos 10 minutos de casa, siento que ella nuevamente me mira, ya no de manera disimulada como todo el trayecto , la miro también , sonrió, ella sonríe, fija su mirada en mano, mierda no la solté desde q la agarre para q no cayera…

- Hola – dice sonriéndome, mirándome fijamente, que preciosos ojos tienes , quisiera decirle.

- Hola.

- El gracias por evitar que me caiga, no te precupes también recién me percato que llevamos 20 minutos cogidos de la mano… - Diablos me siento un idiota estoy bobo frente a una desconocida y aun no le suelto la mano…

- Disculpa no me percate. – intento soltarle la mano pero siento una caricia de sus dedos…

- Como te llamas? – me dice sonriendo y acomodando su mano y la mía sobre su bolso.

- Richard, esta un poco incomodo el viaje cierto- digo fijándome que poco a poco me acerco al lugar donde bajare pues mi casa queda a unas cuadras de ahí. Pero creo que quizás no haya mucho problema en llegar un poco tarde a casa.- y tu como te llamas…

- Mi nombre? Me llamo Angie…- la miro, sonrió…

- Baja en la esquina…, aquí me bajo discúlpame fue un placer conocerte tienes hermosos ojos.- Bajo muy rápido del bus para encontrarme con una canción de los rollings stone que no es necesario decir su nombre.

“Angie, angie, when will those clouds all disappear?
Angie, angie, where will it lead us from here?
With no loving in our souls and no money in our coats
You cant say were satisfied
But angie, angie, you cant say we never tried
Angie, youre beautiful, but aint it time we said good-bye?
Angie, I still love you, remember all those nights we cried?
All the dreams we held so close seemed to all go up in smoke
Let me whisper in your ear:
Angie, angie, where will it lead us from here?
Oh, angie, dont you weep, all your kisses still taste sweet
I hate that sadness in your eyes
But angie, angie, aint it time we said good-bye?
With no loving in our souls and no money in our coats
You cant say were satisfied
But angie, I still love you, baby
Evrywhere I look I see your eyes
There aint a woman that comes close to you
Come on baby, dry your eyes
But angie, angie, aint it good to be alive?
Angie, angie, they cant say we never traed”

Mierda debí quedarme en cama…

1 Comentarios:

Anonymous dijo...

... Odyssee