viernes, 1 de agosto de 2008

Confieso que te he mentido






Ahora que esto se va acabando tengo que admitir que te he mentido, tengo que admitir sin miedo alguno que te he mentido, perdóname si te lo digo ahora y no pienses que es por la pena de perderte, la cual me agobia y devora a cada momento. No, no es por eso, es por que tenía que decirte algún día las crueles mentiras en las cuales te atrapé todo este tiempo. Ahora que he iniciado el tema pasaré a enumerarlas poco a poco esperando que quizás luego cuando te las explique entiendas y me perdones por mentirte....

¿Recuerdas cuando hablábamos y te decía que demoraba en responderte por hacer mi trabajo? Te mentí, en verdad demoraba en responderte por que no podía dejar de mirarte, no podía dejar de desear besarte y hacerte mía.

¿Aquel día que te dije que saldría con una amiga? Mentira. Jamás salí con ella. En verdad sólo quise darte celos - y vaya que lo logré-. En realidad estuve todo el día mirándote, conectada, esperándome, esperando mi regreso y claro, yo no quise hacerte esperar.

Cada vez que me preguntabas cuánto tiempo te había esperado y te decía que apenas había llegado, te mentía, pues siempre llegaba horas antes para poder ser el primero en hablarte, para poder disfrutar cada minuto, cada segundo extra que pudiera a tu lado, para poder tenerte un poco más cada día.

Te mentí al decirte que aquel día que nos conocimos fue pura casualidad, por que la verdad es que te estuve esperando, y también me disculpo por ello, lo que esperé no es mucho comparado con lo que otros esperaron, por que yo te espero desde el día en que nací. Desde el primer día que mis ojos vieron la vida, te confieso sin miedo que ese día lo primero que mis ojos buscaron fueron los tuyos.

Te mentí al decirte que te dejaré de querer, por que créeme que jamás lo haré, te mentí al decirte que te olvidaré por que aún muerto mi mente estará en tu pensamiento, te mentí al decirte que pronto te dejaré de amar, por que aún en la otra vida te seguiré amando, te mentí al decirte que te dejaré de esperar, por que así me toque la eternidad aun ahí, mi amor, aún ahí, te esperaré.

Y he aquí la mentira más grande que te he dicho, cuando te decía "te quiero" en realidad no lo decía de verdad, por que ése no es el sentimiento que siento por ti, en realidad te amo, te amo con toda mi alma, con todos mis sentimientos, por que...

te amo


Gracias a Ghala por la edicion

0 Comentarios: